Visualizadoras #1: Mujeres que hacen mapas (parte 1)

En la Edad Media, las monjas de monasterio benedictino de Ebstorf, en la Baja Sajonia, fueron coautoras de uno de los mapamundi más grandes (circa 1234) que se conocen (y digo se conocen en lugar de existen porque, desgraciadamente, el original resultó destruido en un bombardeo sobre Hannover en 1943 y sólo se ha reproducido a partir de fotografías). Para que os hagáis una ida de su magnitud, fueron necesarias 30 pieles de cabra para elaborarlo, midiendo casi 4 metros de largo.

El mapa pretende reflejar los conocimientos teológicos y simbólicos acerca del mundo conocido y no la forma real de los continentes y lugares representados, que se presentan sin una escala irreal homogénea. Por ello, no tanto una herramienta apta para su uso en navegación sino que ilustra la sociedad tal y como era concebida en aquélla época.

Se trata de una versión elaborada del mapa T-O o isidoriano (por ser San Isidoro de Sevilla el que primeramente integrara uno de éstos en sus Etimologías), centrado en Jerusalén y con una peculiar orientación cardinal que apuntaba con el Este hacia arriba. El texto que acompaña al mapa (esquinas) incluye un glosario de términos, descripciones de animales, narraciones sobre la Creación y una explicación de cómo el mundo se dividía en tres partes.

La imagen de la izquierda se corresponde con el ya mencionado mapa de San Isidoro; a su derecha, una reinterpretación del subgénero con énfasis en las características antropológicas de cada continente, en forma de vestimenta, poses y entornos naturales y edificados claramente diferenciados. A destacar, la presencia del Arca de Noé en lo que interpretamos como el Monte Sinaí.

La visualización a que sigue a este párrafo es un proyecto que realicé hace algunos meses, con la intención de plasmar dos tipos de mapas medievales en Tableau. El primero vendría a ser un isidoriano como el que nos atañe; mientras que el segundo, una variación del T-O denominada trifolio.

Os dejo aquí una reproducción en HD del mapa de Ebstorf, con los comentarios legibles (aunque en alemán).

Autores
Comparte
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter