Características de una ciudad inteligente

Son muchas las empresas que usan el big data y otras nuevas tecnologías hoy en día para poder mejorar su funcionamiento y elevar su nivel de productividad y competitividad en un mercado digitalizado y globalizado. Pero no son solo las empresas las que apuestan por las nuevas tecnologías de la información, sino que los gobiernos y administraciones públicas también las abrazan para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos. Por ejemplo, las smart cities son un concepto de ciudad moderna y sostenible al que aspiran muchas ciudades hoy en día. Las características de una ciudad inteligente las convierten en un entorno ideal donde los ciudadanos reciben mejores servicios y dónde todo está conectado y optimizado para un mejor funcionamiento y un mejor aprovechamiento de los recursos.

Qué es una ciudad inteligente

Una ciudad inteligente o smart city es un modelo moderno de ciudad sostenible donde todo está conectado, utilizando tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

En una ciudad inteligente se busca que la tecnología favorezca la interacción de los ciudadanos con el entorno urbano, para lo cual se apoya en herramientas de big data y en dispositivos IoT o del internet de las cosas (Internet of things).

En una ciudad inteligente se emplean dispositivos que cuentan con sensores y que se comunican con otros dispositivos, y programas para facilitar datos en tiempo real que permitan mejorar los servicios (detectar cuándo encender el alumbrado público dependiendo de la luminosidad, ajustando los semáforos según la intensidad del tráfico…).

 

Características de una ciudad inteligente

Características de una ciudad inteligente

Dentro de los muchos elementos que definen a una ciudad inteligente, hay tres características fundamentales.

Desarrollo de la infraestructura

Una ciudad inteligente debe contar con una infraestructura tecnológica adecuada que se apoye en nuevas tecnologías como IoT, big data, edge y cloud computing, inteligencia artificial…

Esta infraestructura debe estar orientada en ayudar a los ciudadanos a vivir en un entorno favorable para el desarrollo económico, personal, social y cultural, con elementos como la interconexión de viviendas y servicios públicos, movilidad, ocio y diversión…

Creación de un entorno competitivo

Una de las claves del éxito de las nuevas smart cities es su apuesta por proporcionar un entorno ideal para fomentar la creación y el desarrollo de nuevos negocios, lo que ayuda a garantizar la prosperidad y el crecimiento.

Apostar por un modelo sostenible e inclusivo

Una ciudad inteligente debe ser sostenible, es decir, realizar un uso óptimo de todos los recursos de los que dispone. En este aspecto entran conceptos como la eficiencia energética, el uso de energías renovables, el reciclaje…

Además, una smart city debe ser inclusiva, lo que quiere decir que todos los servicios deben estar disponibles para todos los ciudadanos, independientemente de si cuentan con una discapacidad, reducción de la movilidad, etc.

Otras características de una smart city

Además de las tres características principales ya comentadas, podemos encontrar muchos otros elementos clave en este tipo de ciudades modernas, como por ejemplo:

  • Automatización y control de edificios.
  • Planificación urbana eficiente.
  • Gestión inteligente de residuos.
  • Tecnologías aplicadas a la educación.
  • Sistemas para fomentar la transparencia entre administraciones y ciudadanos.
  • Conectividad a internet en todas las ubicaciones.
  • Sistemas de alumbrado público eficientes y automatizados.
  • Fomento del uso de vehículos no contaminantes.
  • Sistemas para acceder a servicios de salud.

Ejemplos de ciudades inteligentes

En España, Europa y todo el mundo, podemos encontrar muchos ejemplos de ciudades que apuestan por la transformación digital y las nuevas tecnologías para convertirse en auténticas smart cities donde los ciudadanos pueden disfrutar de un mejor nivel de vida.

Veamos algunos ejemplos de estas ciudades inteligentes:

Chicago

Esta emblemática ciudad norteamericana lleva muchos años apostando por las nuevas tecnologías para convertirse en una ciudad inteligente. Por ejemplo, gracias al uso de múltiples sensores ha sido capaz de automatizar e interconectar servicios públicos como son el alumbrado, los semáforos y la gestión de residuos sólidos.

Londres

Si hay una ciudad que siempre ha destacado a nivel mundial por estar a la última en cuanto a infraestructura y servicios a los ciudadanos, es Londres. En esta capital se utiliza, por ejemplo, un sistema basado en el peso para determinar si hay aparcamientos disponibles en la zona, alertando a los conductores cercanos sobre esta información.

Madrid

Otra ciudad europea que siempre está a la cabeza en cuanto a innovaciones que mejoran el nivel de vida del ciudadano. En Madrid podemos destacar su Centro Integrado de Seguridad y Emergencias que utiliza nuevas tecnologías para coordinar la actuación de servicios como el SAMUR y la Policía, lo que consigue reducir el tiempo de actuación de forma notable.

Málaga

La apuesta por la integración de energías renovables en la red eléctrica en Málaga la sitúa como una de las pioneras del país en convertirse en una ciudad sostenible. Además, con un gran despliegue de puntos de recarga públicos para coches eléctricos a lo largo de la ciudad, ofrece un entorno ideal para el uso de vehículos no contaminantes.

Singapur

Quizás estamos ante la ciudad inteligente más avanzada a nivel mundial, contando con una gran cantidad de servicios y tecnologías destinadas a mejorar la convivencia y el nivel de vida de los ciudadanos.

  • Soluciones inteligentes para controlar el tráfico de la ciudad.
  • Red de taxis autónomos (no utilizan conductor).
  • Sistemas de videovigilancia inteligente (reducir la delincuencia).
  • Smart Health Telerehab (para la consulta médica online por parte de ciudadanos de la tercera edad).

 

Hemos visto las características de una ciudad inteligente y algunos ejemplos. Las nuevas tecnologías ayudan a que se puedan crear ciudades modernas que ofrezcan mayor confort y mejores servicios a los ciudadanos, por lo que cada vez son más las ciudades españolas y de todo el mundo que apuestan por las nuevas tecnologías y las energías renovables para poder crear entornos más favorables.

Autores
Comparte
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter