Análisis de datos en salud

Las empresas del sector salud manejan una gran cantidad de datos que provienen de múltiples fuentes, y muchos de ellos corresponden con información personal y sensible de los pacientes y datos confidenciales sobre productos farmacéuticos y medicamentos. Gestionar de forma eficiente y segura este gran volumen de datos para sacar conocimiento útil es una prioridad para la industria de la salud, por lo que tecnologías como el big data y la business intelligence se han convertido en fundamentales. El análisis de datos en salud ofrece innumerables ventajas a las empresas del sector, así como a los propios pacientes que ven como los productos y servicios ofrecidos son de mayor calidad y eficiencia.

¿Qué es el big data en el sector sanitario? 

El big data en las empresas del sector salud es la aplicación de la tecnología de análisis de datos inteligente para recopilar, organizar y analizar toda la información que manejan las empresas del sector. Entre esta información que manejan se encuentran datos de los pacientes e información sobre medicamentos y equipamientos médicos.

La aplicación del análisis automatizado y la IA permite extraer conocimiento útil de toda esta información, con lo que se consigue mejorar la toma de decisiones a todos los niveles.

Con la analítica de datos en salud se logran grandes avances como la predicción de posibles epidemias, evitar enfermedades, reducir los costes sanitarios y, en general, mejorar la calidad de vida de las personas garantizando una mejor salud.

Análisis de datos en salud

Cómo se utiliza la business intelligence y el big data en el sector sanitario

El análisis de datos masivos en salud y la aplicación de la inteligencia de negocios son prácticas que se extienden por las empresas del sector. Los múltiples beneficios, como la mejora de la calidad de productos y servicios, y la reducción de costes, hace que el sector salud cada vez invierta más en big data, aplicándolo a distintos campos o facetas de su actividad.

Diagnósticos más precisos

Uno de los puntos más interesantes cuando se habla de big data y la salud es en relación con los diagnósticos y tratamientos. Los pacientes ven como los diagnósticos que reciben de los profesionales son más precisos y seguros, debido a que están basados en el análisis de muchos datos valiosos.

Los profesionales del sector basan sus diagnósticos en información relevante y en tiempo real sobre sus pacientes, de forma que pueden seleccionar los tratamientos más efectivos para cada caso particular.

El big data mejora la personalización del tratamiento de dolencias y enfermedades según cada paciente, su historial y sus características propias.

Telemedicina de calidad

El análisis de grandes volúmenes de datos sobre los pacientes ha jugado un papel fundamental en estos últimos años para poder afrontar la telemedicina de forma eficiente y segura para los pacientes. La pandemia ha acelerado la necesidad de mejorar en esta técnica de atención médica remota, para poder diagnosticar y tratar a los pacientes sin que estos estén presentes físicamente en centros de salud, consultas médicas u hospitales.

El big data ha permitido a los profesionales del sector contar con mucha información relevante sobre sus pacientes para poder tomar mejores decisiones médicas sin la ventaja de la atención presencial.

A nivel quirúrgico, el big data aporta mucha información valiosa a la hora de afrontar intervenciones a distancia, y permite a los cirujanos y personal sanitario tomar mejores decisiones.

Predicciones

El análisis predictivo es una de las aplicaciones más interesantes del big data en el sector sanitario. Analizando de forma inteligente los grandes volúmenes de datos que manejan los hospitales, se pueden tomar medidas para reducir el número de visitas a las urgencias.

El big data permite a las empresas del sector anticiparse a las necesidades de los pacientes, ofreciéndoles mejores tratamientos y diagnósticos.

Por ejemplo, gracias al big data es más sencilla la identificación de pacientes de alto riesgo, de forma que se pueden tomar las medidas oportunas para disminuir sus afecciones y problemas (mejorando su nivel de vida y reduciendo las visitas a urgencias y centros médicos).

Potenciar el uso de dispositivos médicos

Cada vez son más los dispositivos médicos que se utilizan para monitorizar a los pacientes, lo que facilita una gran cantidad de datos en tiempo real a los profesionales sanitarios.

Los dispositivos sanitarios basados en la tecnología IoT (Internet of Things) están interconectados y aportan un gran volumen de datos sobre los pacientes. El big data analiza toda esta información para poder controlar a los pacientes de forma remota, e incluso actuar antes de que sufran una crisis o cuando los valores de sus constantes físicas se salgan de los rangos de seguridad.

Mejorar el desarrollo de medicamentos

La industria farmacéutica apuesta fuertemente por el big data y la business intelligence para mejorar sus procesos a la hora de desarrollar nuevos medicamentos y productos farmacéuticos.

El big data en laboratorios ayuda a reducir el número de errores, a predecir resultados y técnicas más eficientes y a conseguir productos de mayor calidad a menor coste.

Otras aplicaciones del big data en la salud

La aplicación del big data en el sector sanitario también trae consigo otras ventajas muy interesantes, entre las que podemos destacar:

  • Garantizar la integridad y privacidad de todos los datos personales y sensibles que se manejan en el sector.
  • Ayudar a cumplir con todos los reglamentos y buenas prácticas a nivel internacional.
  • Facilitar el acceso a la información sanitaria a los profesionales del sector (médicos, enfermeros, especialistas, farmacéuticos…).
  • Registros médicos electrónicos para cada paciente donde se almacena toda su información médica.
  • Reducción del número de errores (diagnósticos, tratamientos, desarrollo de medicamentos).

 

El análisis de datos en salud es una práctica prioritaria para las empresas del sector hoy en día debido a los muchos beneficios que se obtienen, tanto para la propia empresa, como para los pacientes.

A lo largo de los próximos años podremos apreciar muchos de los beneficios para la salud de los pacientes que el big data y la business intelligence ofrece.

Autores
Comparte
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter